¿Quién era Kircher?


ATHANASIUS KIRCHER fue un sabio jesuita alemán que representó el espíritu científico del siglo XVII. Nació en Geisa (Alemania) en 1602. Profesor de filosofía, matemáticas y lenguas orientales, se interesó por los más diversos temas del saber de su tiempo.

Fue el inventor de la linterna mágica, cartografió la Luna, las manchas solares y las corrientes marinas, ofreció hipótesis para interpretar la estructura interna de nuestro planeta, investigó el Vesubio descolgándose por su cráter, trató de descifrar los jeroglíficos egipcios, realizó experimentos de física y fisiología animal, observó la sangre al microscopio e inventó un sinnúmero de artilugios mecánicos.

Junto con Plinio, constituye el paradigma de la curiosidad científica y del gusto por el conocimiento, en cualquiera de sus formas.

lunes, 4 de junio de 2007

La promoción del 2006-2007:


(Pinchar sobre la foto para ampliar)

Un año más, nos hemos dicho palabras de despedida. Pero quedan la amistad y los recuerdos de todo un año aprendiendo juntos. (...) Además de Biología, me hubiera gustado enseñar también otras cosas, fuera del ámbito estricto de la asignatura. Otras cosas que, lamentablemente, no aparecen en los libros de texto, al menos de forma explícita. Me hubiera gustado enseñaros a valorar más la amistad, a escuchar al otro con toda el alma, a ser personas más curiosas y más inquietas, a estar siempre de parte de los más desfavorecidos, de los que no tienen voz en este mundo, a no sucumbir al desaliento, a disfrutar con las cosas sencillas, a huir de cualquier tipo de imposición dogmática, a ser críticos y sanamente escépticos en todo, a ser, en definitiva, mujeres y hombres íntegros en un mundo que necesita urgentemente de vuestra espontaneidad de jóvenes y de vuestro esfuerzo de adultos. (...)

Puede que estas lecciones os hubieran sido más útiles que las mitocondrias, los logaritmos y la sintaxis que os hemos enseñado aquí. El mundo que os espera ahí fuera requerirá mucha resolución por vuestra parte. Es un mundo duro y poco gratificante a veces. Quizá por eso es un mundo que necesita urgentemente que personas como vosotros lo conviertan en un lugar más habitable.
(Del discurso de graduación del 1 de junio de 2007)

2 comentarios:

  1. ¿sabe quién soy? besos28 de junio de 2007, 13:32

    Como ex alumna suya de años pasados, estoy segura de que le ha enseñado mucho más a esos chicos que las mitocondrias. Aunque quizás usted no sé de cuenta, los alumnos sabemos leer entre lineas y escondidas entre sus explicaciones sobre el aparato de Golgi se le escapa mucho más...paciencia, honestidad, pasión por lo que está haciendo, compromiso...y sus ojos azules contagian a cualquiera de la curiosidad que brilla en el fondo de sus pupilas. Asi que no tema profesor, estos alumnos a los que ha despedido llevarán en sus corazones sus enseñanzas, y no me refiero precisamente a las de la asignatura. Y si alguna vez necesitan volver atrás, que no le quepa duda de que recurrirán a usted para pedir consejo, o simplemente para charlar e intercambiar opiniones, porque más que profesor usted consigue convertirse en amigo, y a un amigo nunca se le olvida.

    ResponderEliminar
  2. Hoy estaba ojeando las paginas de los profesores del instituto y veo q todo va viento en popa. Cuando he visto esta entrada del blog y la he leido se me ha dibujado una sonrisa.Aunque ya haya terminado esta etapa de bachiller siempre estará en mis recuerdos, y guardaré con cariño sus clases de Biología. Un saludo.Irene R

    ResponderEliminar

Gracias por animarte a escribir un comentario.